El mayor capital de una empresa es su capital humano, particularmente las ideas y el conocimiento.

Todas las organizaciones necesitan un sano equilibrio entre el orden y la improvisación, entre la estandarización necesaria para ser eficiente y la flexibilidad imprescindible para responder a los cada vez mayores retos en un entorno de mercado que cambia vertiginosamente.

Cuando el orden y la estandarización se hacen excesivos se pierde la capacidad de reacción ante las nuevas necesidades. Cuando el caos excede al orden, se producen más errores de los deseables, el ambiente laboral se reseinte, se pierde eficacia y eficiencia en el desempeño de las personas y por tanto de los procesos y de sus resultados.

Desde WIN os ofrecemos nuestro servicio de consultoría para la mejora de la gestión del conocimiento. Este servicio garantiza el mínimo orden que necesita una organización eficiente.

Para ello os ayudaremos en la optimización de procesos, su estandarización, la elaboración de procedimientos y protocolos hasta la implantación de un sistema de gestión documental que garantice la validez, actualización y difusión de los contenidos.